Monday, December 31, 2007

Unplugged

Contra todo pronóstico, escribo mi último post del año antes que éste se acabe. ¿Por qué no he escrito todo este tiempo? Bueno, son varias las razones. Inicialmente empezaré diciendo que se debe a que desde hace tres semanas aproximadamente mi computadora no se conecta a internet. "¿Qué tiene que ver?" dirán ustedes; pues bien, les explicaré. Si bien es sólo MI computadora la del problema (hasta el momento está así), podría perfectamente haber usado otra para escribir. Es más, otra de mi casa. Hmmm. No. No me gusta. Si lo estoy haciendo ahora es porque el año se acaba y siento que necesito un closure con respecto a mi blog. Digamos que es un caso de emergencia. Mi relación con mi computadora es especial, siempre suele inspirarme y hay un mutuo respeto que me hace sentir tranquilo. Pero, ¿qué me he dado cuenta todo este tiempo que no he estado usando mi computadora? Lo primero que pensé, obvio, fue "esta es una buena mierda", y me puse a gritar histérico por toda mi casa tratando de culpar a la empleada, a los perros, al hombre que limpia la casa (a profundidad, claro. Viene cada 15 días y siempre rompe algo), incluso a mi papá. Normalmente yo soy medio MacGyver y arreglo fallas técnicas simples; abro la computadora y mismo ferretero, saco tarjetas, chips y cables y los limpio. Pero esta vez, NADA. No sé qué chucha tiene la condenada.
Y bueno, estas últimas semanas (vacacionescas, gracias a Dios), he redescubierto el mundo fuera de las computadoras. Es gracioso darse cuenta de qué tan dependientes somos de las maquinuchas éstas; literalmente creemos que cuando una computadora no tiene internet, no sirve para absolutamente NADA. ¿Tan importante es este chequeo constante de nuestro mail, messenger, Facebooks y mierdas semejantes? Pues no. Estamos conscientizados (siempre dudé de como escribiría esa palabra) en el uso permanente de la huevadita. Así no la usemos, el hecho de saber que internet está ahí con su Google, Hotmail, YouTube, Wikipedia, MSN, y huevadillas semejantes, nos da el mismo sentimiento dependiente de paz y tranquilidad que en 1969 se le otrogaba a la marihuana. TERRIBLE. ¿Es internet la droga de moda? OH MY GOD! ¡Así parece serlo! Tiene hasta las mismas etapas de la adicción: cuando te lo quitan, te pones nervioso, te alteras pensando "¿qué cuernos voy a hacer sin éste?"; luego, sientes que necesitas un poquitillo, para calmar las ansias ("Un toque no más, quiero revisar mi mail al toque"), luego la búsqueda clandestina (ir a la casa del amiguito -NUNCA a la cabina-) y finalmente viene REHAB. JA. En fin, es una analogía tirada de los pelos, pero déjenme divertirme.
Lo que pasa, para que no sientan mal los que se identifican un poco con mi crónica, no es tanto un tema de necesitar una computadora, o de necesitar internet. Es que este mundo infecto nos obliga a usarlo, ¿o no? O sea, nadie te pone una pistola en la cabeza, pero tenemos que admitirlo: TODOS los videos están antes en YouTube que en MTV (por Dios, hasta la reina Isabel II envió por esa vía sus saludos navideños al proletariado británico), la gente se manda mails en vez de llamar por teléfono ("¿Trajiste lo que te pedí? Pucha, ¡si te mandé un mail!"), es más fácil leer el periódico en su página web que en físico, podemos comprar desde calzones hasta un CD con un single especial de The Who que salió a la venta sólo en Canadá (MORTAL comprar eso, by the way), podemos ver las fotos del viaje de Menganita en MySpace, Facebook o esas huevadas, buscar recetas de cocina, bajarte juegos de Atari y ¡Nintendo!, CHATEAR, por dios (hoy en día todas las chibolas tipean rapidísimo, como mecanógrafa ochentera), revisar blogs (MORTALES y RAGIOS), y por supuesto, absolver cualquier duda que tengamos en Google, nuestra lámpara maravillosa personal.
El problema es que tenemos que admitir lo patético que se siente saber que podemos acceder a TANTO estando sentados en una pinche silla, observando el pinche monitor, por horas de horas. Sin movernos, tenemos al mundo a meros clicks de distancia. Por eso es que el 62% de Estados Unidos es obeso.
INTERNET. Desde las épocas de Tiiii-tiiii-bzzzzz-bzzzzzz-tiiiiiiiiiiiiiiiiii (la conectada vía teléfono) nos sorpendió y nunca dejará de hacerlo. Pero bueno, no quiero que parezca que me quejo o algo así; como ya he explicado en el pasado, yo me dedico a exponer realidades. Luego las sazono y vomito mi versión particular de las mismas, claro. Pero eso es sólo para divertirnos juntos, ustedes y yo. Blogger, te quiero. Google, te quiero. YouTube, te quiero. Yahoo... a ti no tanto, ¿ya? Pasaste horrible de moda, y bueno... tú sabes cómo soy yo con la moda.
Ahora bien, para tratar someramente un tema más, ya que se me acaba el año y el post, me gustaría recordar un poco el 2007. Mmm... Listo, ya lo recordé. No me gustó mucho. Espero que el 2008 sea mil veces mejor.
Así que bueno, les deseo un genial año nuevo, cumplan sus resoluciones y acuérdenselas (yo las quemé y tiré las cenizas al mar, jurando -SEGÚN YO- que me iba a acordar al año siguiente cuales serían y ver si las cumplí o no); les recomiendo hacer una copia carbón que guarden en su mesa de noche y se las lleven a su parranda el próximo 31 de diciembre. Pásenla lindo, emborránchense horrible, y por favor, vistánse bien. Feliz año nuevo, les desea Crollywood y su siempre humilde(¿?), guapo, inteligente y RAGIO autor. ¡Ta ta!

5 comments:

Anonymous said...

WELCOME BACK RAFA!!!!
Muuuy bueno, fino fino... se te extrañaba... espero que tu writer´s block y la incapacidad de conectarse a internet de tu computadora se vayan con el 2007 y que este año vengas reloaded...
Recibí tu llamada a las 12, pero como comprenderás, imposible contestarla, peor que en el terremoto... de todas maneras mil gracias y CONTESTA AHORA TU PUES!!
un abrazo y cumple con tus resoluciones al pie de la letra.. jajaja
DPK

Anonymous said...

oye si, a mi también me pasa lo mismo con el yahoo, he tratado de desmonopolizar a google en mi pc buscando huevadas en yahoo pero es MORTAL y paso totalmente de el, simplemente no puedo, me pone de mal humor,

google, gmail, facebook, youtube, los amo.

eduardo (cholis)

Anonymous said...

Vuelveee

Anonymous said...

q increible lo de "Tiiii-tiiii-bzzzzz-bzzzzzz-tiiiiiiiiiiiiiiiiii"... lo capté en un instante!

Carlo Hayes said...

rafael (por los comments deduzco que así te llamas), descubrí tu blog al googlear la palabra "chelfo" - que dicho sea de paso conozco con una acepción diferente a la que tú utilizas: mi chelfa/tu chelfo en el sentido de "pareja"...
la cosa es que me "enganché" y en vez de cumplir con mis innumerables obligaciones me paseé contigo por gamarra, incl. MuPi de KFC, reviví películas que me gustaron mucho como bridget y prada, me reí con tus trivialidades "ragias" (entiéndase como superlativo de "regias"), me gustó tu buen uso del idioma (jeringa inclusive)...
veo que desde mayo 2008 no has bloggeado más! qué pasa? me gustaría entrar en contacto contigo.
felicidades
carlos hayes