Wednesday, November 21, 2007

Como tu película

Como cronista urbano (RAGIO mi término, repito), abogado frustrado y publicista actual, tengo el deber y el derecho de comunicar mi opinión sobre un tema como lo es la piratería y la campaña usada en nuestro país para combatirla.
Para empezar sin hipocresías de por medio, lo admito: , compro pirata, OK. Deal with it. El problema recae en qué tan obvio se convierte para nosotros la idea de comprar un producto pirata. Es un delito, yadda yadda nanu nanu, eso lo sabemos. Ahora bien, ¿por qué la población limeña está rodeada de delincuentes? El tema es grave, mas no tanto. Tampoco es que yo sea miembro del Cartel de Piratas del Perú, y reciba mis utilidades a fin de año por hacer cambios ilegales en los estados de cuenta; es más, yo aseguro que he comprado muy pocas cosas pirata en mi vida como para poder llamarme criminal, sobretodo viendo el movimiento que tiene este "mercado" en el Perú. Y los libros pirata están totalmente off limits. Ese tema merece más respeto que un par de DVDs, according to moi, claro.
Pues bien, ¿qué tan terrible es comprar pirata? Yo no voy a defender lo indefendible, pero lamentablemente, creo que en un país como éste, la piratería da más trabajo del que quita (eso no quita que esté mal, lo sé; dejen de mirarme como si fuese Montesinista). El problema lo sufren las tiendas de discos, o los centros de alquiler (ya vimos cómo los Blockbuster han ido desapareciendo como la población europea del siglo XIV con la Peste Bubónica), y la piratería se convierte así en el único medio accesible para comprar un CD de música, el DVD de algún concierto, o la colección completa de una serie. No es bonito, simplemente es cierto. Juegos o programas de computadora que tienen a veces un precio ridículamente alto, son vendidos entre 4-5% de su precio original (sí, he hecho la operación con calculadora, créanme, ES ASÍ); es la devaluación más bizarra EVER. A mí me da risa cómo ya los vendedores están entrenados para esto; te dicen "pero éste es sólo VCD", o "este juego viene con CRACK para que pongas el código de frente". Olvídense, están preparadísimos.
En cuanto a la música, en esta época de iPods, MP3, MP4, Mp5, MP88990x-Plus/Ultra, etc., los CDs están olvidados por muchos de sus antiguos fanáticos (yo entre ellos, lo admito). Hoy en día la música es la computadora y ya hasta se ve raro cuando alguien camina con discman. Saber que puedes comprar miles de discos con lo que inicialmente comprarías sólo uno, es una idea tentadora, hasta para el más timorato de todos (look it up: Timorato (adj.): De moralidad exagerada, que se escandaliza con facilidad, puritano, mojigato, pelotudo -OK, la última es mía-). Entonces llegamos a ese punto en que decimos "a la mierda", y simplemente nos dejamos llevar por la situación para ir a formar parte de ese loco mundo de ilegalidad light del cual nos encanta hacer la vista gorda.
En cuanto al cine, no niego haber comprado y/o haber visto películas pirata, pero eso en ningún momento a mermado mi opinión hacia IR al cine, o disfrutar increíblemente cuando veo en éste una película que MERECE ser vista en el cine (hay películas para las que es un insulto verlas en pirata). Sigo siendo y seré un fan del cine siempre. Y es precisamente en el cine en donde más podemos apreciar las campañas anti-piratería que se han llevado a cabo en los últimos años. De esto quería hablar también. Desde hace ya varios meses, se repite constantemente en el cine el comercial del padre que regala a su hijo un DVD pirata y el hijo le cuenta que ha hecho lo mismo al copiarse un examen. Y sí, el padre queda como un tarado; y sí, la idea es buena; y sí, el mensaje es claro. Sin embargo, hay algo, un je ne sais quoi en ese comercial que me da mucha risa y no puedo llegar a respetarlo. No sé si son las actuaciones, las voces extrañas con las que doblan el comercial, los efectos tétricos que tiene o simplemente la mirada reprochadora de la madre mientras pica el nabo de su falsa y suburbana vida; pero algo no termina de convencerme. Revisaremos parte del guión:
"Mira lo que te compró el inteligente de tu padre, un DVD pirata": Hmmm. Ok; no es necesario ser tan sarcástico con su hijo, señor. Creo que capta la idea.
"Yo también me saqué un 20 super pirata" (OJO: SUPER pirata, no pirata normal, SUPER)
"¿Cómo que un veinte pirata?" "Es que me copié la prueba de Luis, un amigo. Mira, ¡veinte!": Entendimos niño, tienes veinte. Stop bragging. Además NUNCA se le dice a tus papás que te copiaste un examen; adjudícate el logro, SO-bestia.
"¿Cómo que me copié la prueba de Luis?": Ay señor, no se haga el que no entiendió. Le salió conchudito el ñaño, pues.
"¡Pero me saqué veinte! Pirata... como tu película": Éste es definitivamente el clímax. Sobretodo porque ahí todo se pone en blanco y negro y la madre lanza la reprochante mirada del nabo. SUPER intenso. Y en mis conversaciones del día a día, he logrado confirmar que no soy la única persona con una opinión de este tipo, sino que muchos sienten al igual que yo, una pequeña mofa hacia el comercial. Lo siento, no es nada personal.
Para esto, ese comercial es basado en una versión original, mexicana. Al menos los actores de la versión peruana están algo mejor. La otra parece una mezcla de Taco Bell con Polvos Rosados que no llega a cuadrarme.
¿En qué podemos concluir? Bueno, la piratería es mala, sí. Pero hasta que dejemos de pensar que no lo es (o cagarnos en la noticia), la vamos a seguir comprando, ya hoy en día pareciese significar "Mucho ahorro, la misma diversión" (para el Cartel de Piratas, avísenme si les gusta el slogan, les vendo la idea). Mencioné en un momento de este escrito que los libros piratas están prohibidos para mí. Si debo ahondar algo en esto, me imagino que la respuesta es clara: No puedo evitar sentirme ligeramente afectado, ya que una pequeña, malvada, sabia, ingenua, coqueta, sagaz pero tierna parte de mí se considera una suerte de escritor. Y me chocaría saber que algún día en el futuro alguien publique o republique mis cosas sin mi consentimiento (I WILL hunt you down... and KILL you); y me imagino que pensaría distinto si prefiriese la música o la actuación, pero por el momento no es así. Pero eso sí, tengo el orgullo de decir que lo que escribo y por consiguiente ustedes leen, parte de mí, y sólo de mí. De mi pequeño y retorcido mundo, pero ¡re divertido! Así que tengan por seguro que lo que TÚ estás leyendo en este momento es MÍO, único y original. No hay nada pirata... Como tu película.

8 comments:

Anonymous said...

genial rafa!!! genial... te llamé a pedirte que escribas otro post, y me sacas dos geniales casi al hilo... era cierto eso del writer´s block, y mas cierto aun eso que se venian algunas ideas que sólo faltaba escribir... ojala siga la racha... un abrazo
dp

Anonymous said...

Maestrooo rafa, maestro una vez mas.

Anonymous said...

la reprochante mirada del nabo ... je t´aime

ACV said...

Jaja, genial el final... "Como tu película".

Un abrazo,

Anonymous said...

rafael, por tu culpa he hueveado en la chamba como una hora carajo, leyendo tus post que no leía desde que te comenté en el año UNO, mas o menos.

yo me MUERO por el niño del comercial(no en un sentido pedofílico, evidentemente) pero me hace acordar taaanto a mi, y como yo me muero por mi, bueno, entonces MORIMOS POR EL NIÑO, thats all.

cuando nos vemos?

eduardo

Anonymous said...

yo si compro pirata tambien pero moderado.... me encantaria ver la version mexicana del comercial!!!! esta muy buenoooooooooo!!!!!!!!

nAT said...

Jajaja, ojalá no nos pasara a nosotros que nos hacemos llamar (por nosotros mismos, claro está) "escritores". Pero bueno aquel que escribe es escritor, bueno, malo, aburrido, creativo o no. Ya me imagino persiguiendo a aquellos que se metan en nuestros espacios, copien nuestros textos y los vendan en plena Javier Prado a S/5.00 no más (toda tu creación de un año y por la cual hasta el día de hoy no haz recibido ni un centavo) ¿TERRIBLE NO? en fin, voy de lo mismo que tú... no podría comprar un libro pirata, pero no puedo negar que alguna vez compre DVD's piratas (si ya no lo hago es por que prefiero bajarlas yo misma desde mi pc)

Saludos,
nAT

pits said...

Rafs!!!, fabuloso el analisis del comercial de la piratería!!!!!!un exito total!!!!!