Friday, September 22, 2006

Ragios wear Prada

"Beware of all enterprises that require new clothes".
Henry David Thoreau, 1854.
Si alguno de ustedes, queridos lectores de blog, alguna vez se preguntó el porqué de mi constante afán y reiteración por la palabra "RAGIO", ahora sólo me queda mostrar el ejemplo perfecto de alguien RAGIO.
Hace unos tres años, Lauren Weisberger escribió una genial novela titulada "The Devil wears Prada", la cual fue un veloz New York Times Bestseller, y con justa razón. Este año, se estrenó la película basada en este libro, protagonizada por una sensacional Meryl Streep y una precisa (y preciosa) Anne Hathaway. Yo, que había leído el libro meses después de su publicación, lo amé con pasión y devoción; y cuando me enteré que iban a hacer la película... bueno, resulta que ya regalé esos jeans. La cuestión es que yo lloré sangre como virgen bamba porque me imaginé que nunca llegaría a este retrógrada país, y ya me imaginaba sentado en mi casa viendo el DVD pirata de Polvos Rosados, con la carátula mal impresa, una imagen pixeleada y un título ridículo como "el Demonio de las Modas". Pero, mal que bien, con dos meses y medio de retraso... se anunció en Perú. Un stiletto (taco aguja, para los que obviamente necesitan traducción) rojo, el cual tenía un taco que terminaba en un demoníaco trinche, era el poster que indicaba la pronta llegada de esta película a las salas peruanas; y por primera vez, la palabra "próximamente" tomó un significado en mi persona que no lo había tomado antes. Era esperanza. Este país... puede salvarse.
La cuestión es que fui el jueves 21 de setiembre, día del estreno, a ver la tan ansiada película. Speechless. Simplemente magistral. No la quiero definir como una película buenasa. Tampoco como una película linda. Y menos como una película cague de risa. Es simplemente, una película RAGIA. Con todas sus letras: R-A-G-I-A. Cada movimiento, cada zapato, cada gesto, cada chiste y cada gramo de sarcasmo completan una esfera de perfección. Meryl Streep respresenta un personaje nunca antes visto en el cine. Miranda Priestly: una diva de hielo. NUNCA vi un reparto mejor vestido, por DIOS SANTO. Mi obsesión por la Haute Couture llegó a su pico. Era como cuando te sirven un plato que te encanta y lo han cocinado y preparado perfecto, con los mejores ingredientes. No hay parte que no te guste, y te lo comes hasta prácticamente lamer el plato (figurativamente, claro... cela n'est pas chic). Me da pena saber que no todos aprecian esto, y que para muchos, puede sonar como la mayor cantidad de cojudeces a la que alguien ha dedicado sus minutos para escribirlas. Christian Lacroix, Narciso Rodríguez, Marc Jacobs, Jimmy Choo, Roberto Cavalli, Vera Wang, etc. Todos ellos son de los mejores artistas de nuestros tiempos, y es impresionante ver cuánta gente considera que por no haber óleos, acuarelas, o roca... el arte deja de serlo. Son la gente que pone su granito de arena para hacer nuestro mundo cada vez más RAGIO.
En fin... fácil este post no tiene sentido para casi nadie; pero tenía que contar lo que sentí al ver esta perfecta representación de un mundo que es el pincel del estilo y del buen gusto en la realidad. Nunca había volcado tanta profundidad en tanta superficialidad. Sólo les puedo decir que vean la película y traten de aprender un poco de un mundo que pocos conocen (y diviértanse haciéndolo). Ahora, en las RAGIAS palabras de Miranda Priestly: That's all.

3 comments:

Anonymous said...

totalmente de acuerdo contigo... la pelicula es todooo!!! viva jimmy choo!!!!!!!!

Anonymous said...

exelente, la pelicula retrata perfectamente la personalidad de anne vitour, y esa mujer es lo maximo, sin comentarios. gisella cierra tu revista, NUNCA seras tan ragia. viva valenciaga!!

Anonymous said...

Magui Lujo estara ofendida al saber como adulas con mayor fervor a.. Amanda.